viernes, marzo 26, 2010

La TV y el terremoto por Jorge Cabezas


El director de Prensa de TVN, Jorge Cabezas, analiza la cobertura de la estación dutante los días posteriores al terrremoto. Y responde a las críticas que desde diversos puntos se le hicieron a la TV en general: falta de contexto, sensacionalismo, potenciar los saqueos. Quejas que evidentemente Cabezas no comparte. La siguiente entrevista fue publicada en Qué Pasa.


¿El departamento de prensa de TVN tenía un plan para una tragedia de esta magnitud?
Cuando empecé a investigar cómo construir el canal 24 Horas me encontré con varias personas que me dijeron que este tipo de proyectos se instalan en la sociedad a partir de grandes noticias. Me acuerdo de un editor argentino que me contó que Todo Noticias -que depende del grupo Clarín- había crecido cuando explotó el "Corralito", porque Argentina se trastornó y todos querían saber qué pasaba. Hoy los canales 24 horas son primeros en sintonía en el cable argentino. De que estábamos 100% preparados es mentira, pero sí teníamos la mentalidad para cubrir noticias grandes. Teníamos la gimnasia que nos había dado el canal 24 Horas que ha sido extraordinario para aprender a manejar el "vivo" y transmitir todo el día.

¿Cuál era el ambiente en TVN?
Cuando llegué al canal ya estábamos al aire, con Mónica Rincón en pantuflas y a partir de eso empezamos a movernos. Los mandé a la calle a hacer diferecto – imágenes que no tienen necesidad de ser editadas- y eso nos dio una sensación de cobertura en Santiago muy dinámica. El primer indicio de que esto había sido muy grande me lo dio el puente que se cortó en Vespucio Norte. Fue la primera imagen. Después llegó la de la iglesia Divina Providencia con la cúpula caída y ahí me acordé de los Sacramentinos para el 85 y pensé ´aquí va haber muchos muertos´.

¿En qué momento lo confirma?
Empezamos a escuchar la radio y supimos que Concepción estaba muy afectado. Como a las 5:00 decidí que Amaro Gómez Pablos se fuera a Cobquecura con un móvil satelital. Y cerca de las 7:00 ya había dimensionado que la catástrofe era muy grande y enorme como a las 10:00 . Este terremoto fue bien hipócrita, porque en un comienzo parecía que había sido chiquito pero después empezamos a saber que hubo maremoto. Entonces la gracia de la TV esta vez -o lo que hizo TVN- fue que llegamos primero que la ayuda, que las Fuerzas Armadas y que Carabineros. Y mostramos, con la tecnología que teníamos, que era posible estar en los lugares de forma temprana, cosa que no pasó, como todos ya sabemos, con las autoridades.

¿La pregunta es llegaron primero, pero con qué objetivo?
Descubrimos la catástrofe, la cubrimos, la desplegamos, la retratamos y logramos dimensionar lo que había pasado. Después del terremoto hicimos mediciones, que mostraron que la TV, en términos de afinidad y fidelidad, homologó a la radio. Empezamos a asumir un atributo que yo nunca había sentido antes y que es compañía. Por eso la TV estuvo obligada a transmitir las 24 horas.

Acá la entrevista completa

3 Comentarios:

Anonymous Tamara dijo...

Yo vivo en Concepción y por culpa del sensacionalismo de la tele, nuestra familias y amigos nos llamaban desde La Serena, Los Angeles y Santiago, llorando y desesperados por sacarnos de la "zona de catástrofe" cuando en la realidad nuestro barrio y nuestro sector estaba afectado, pero no en el suelo, sin robos ni dramas gigantes, claro, no teníamos ni agua ni luz y hasta hoy no tenemos gas, pero en ningún momento la televisión mostró la tranquilidad de las familias en los barrios de Concepción. Nosotros tuvimos luz una semana después del terremoto y al buscar los videos en la red, nos dimos cuenta de los horrores que habían mostrado y que nunca representaron la total realidad de la mayoría de las personas que vivimos en tranquilidad y paz este doloroso momento.

9:35 p. m.  
Blogger JUAN BAUTISTA dijo...

La Television no cumplio.
DECÁLOGO PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ANTE DESASTRES
Uno de los papeles fundamentales de los medios en escenarios postdesastre es la de
servir como factor de estabilización de la población, actuando como un efectivo vehìculo
de comunicación entre los organismos estatales y la población en general.
Con este fin, consideramos observar las siguientes 10 recomendaciones para un
trabajo efectivo en esa línea.
1. Es esencial el autocuidado, es decir, que el profesional de los medios de
comunicación no se exponga a situaciones de peligro (como pueden ser posibles
derrumbes, incendios, tumultos callejeros, actos delictivos)
2. Respetar el espacio físico para que los equipos de emergencias puedan realizar sus
tareas.
3. Facilitar informaciones veraces y contrastadas
4. Evitar la propagación de rumores facilitando informaciones reales y oficiales, como
por ejemplo en el caso de ayudas gubernamentales, aclarar en qué condiciones y a
quién se le van a entregar, evitando así generar falsas expectativas.
5. Evitar mostrar escenas de gran violencia, de contenido muy sangriento, o de muertes
traumáticas, evitando con ello un nuevo sufrimiento en la población que recepciona
esa información (evitar la revictimización)
6. Mostrar ejemplos de personas que están pudiendo solucionar sus problemas
cotidianos tras el terremoto (electricidad, agua, alimentación, cuidados básicos)
7. Respetar la intimidad y el dolor de las víctimas
8. Realizar una labor psico-socio-educativa informando acerca de las acciones que se
están realizando tanto a nivel preventivo (de otras consecuencias que puede traer
consigo la catástrofe) como del proceso de reconstrucción.
9. Informar a la población de los lugares donde pueden acudir a recibir, en caso de ser
necesaria, asistencia psicológica.
10. No patologizar a la población. Esto es, evitar etiquetaciones diagnósticas como
psicosis colectiva, estrés post-traumático, etc.
Fuente: Colegio de Psicologos de Chile

Estoy de acuerdo con este decalogo
La Television no cumplio

9:14 p. m.  
Blogger Rodrigo dijo...

al contrario de Tamara, mi familia, amigos, que también viven en cocnepción, no abandonaron su casas por temor. las casas estaban bien, no había agua, luz y los saqueos frente a sus viviendas ya eran realidad. era día sabado, medio día, sector Pedro de Valdivia y en als noticias no pasaban imágenes de Concepción. me gustaría saber en que barrio vive, porque incluso días después cuando estaba en al ciudad, tranquilidad no había, en ninguno de lo barrios del centro, el mencionado anteriormente, San Pedro, Collao, entre otros. Estamos hablando del mismo Concepción, porque mi amigo que es de allá y se encontraba en ese momento en la ciudad vivió otra experiencia.
Por cierto es la misma sensación que tienen amigos bomberos (fui cadete en una compañía de esa ciudad) y el temor que ellos tenían era enorme.
Mencioné que un familiar muy cercano trabaja en Policía de Investigaciones? todavía no recuerda algún barrio de la ciudad que estuviera tranquilo, ni siquiera él lo estaba, pese a andar armado y en compaía de otros efectivos.
Perdón, yo no estaba ahí, pero todos los que conozco y que estan distribuídos por la mayoría de los secotees de la ciudad me dicen que me he equivocado, que lo que leí pertenece a otro Concepción, quizás en Uruguay.

10:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal