miércoles, marzo 17, 2010

Las cifras del terremoto

El terremoto no sólo unió a la gente por la urgente necesidad de ayudar, además despertó a las audiencias. Todos los medios vieron como sus coberturas atraían a sus públicos fieles y otros, unos nuevos curiosos. Los diarios superaron las 100 páginas los días de semana, los websites multiplicaron sus registros únicos diarios e incluso Twitter aumentó en un 189% sus cuentas en Chile. La publicidad "aprovechó" la oportunidad porque las empresas "no podían" perder una oportunidad así para mostrar su lado "solidario". Ya habrá momento de analizar dónde terminó la buena voluntad y comenzó el abuso de la publicidad escondida en Responsabilidad Social Empresarial. Por supuesto, la gente que recibe la ayuda no le interesa mayormente esta discusión. El punto es que el terremoto dará para mucho trabajo de investigación. La filial en Chile Omnicom Media Group realizó una investigación en la que destacan, entre otras cosas, el comportamiento de los medios y la publicidad desde el día 27 febrero hasta el 7 de marzo.


5 Comentarios:

Anonymous Jose Agustin Muñiz V dijo...

En verdad que hay mucho paño que cortar y es interesante el estudio. Los patrones de consumo de medios parecen ser claros: algunos sirven para obtener cierta información; otros no sirven en ciertas circunstancias, etc.
Las marcas de medios más consolidadas sacan la lección que, por ejemplo, la señal abierta debe tener ciertos contenidos, su web otros, sus rostros-twitter pueden cumplir otras funciones, etc.
Se puede (debe) crear una gestión de medios y mensajes adecuados a las necesidades distintas que una empresa puede generar y dependiendo de cómo y cuándo la requieran sus usuarios, clientes, audiencias.

9:09 p. m.  
Blogger Pame dijo...

Tengo algunas ideas sueltas:

1. La idea de radio cooperativa transmitiendo en vivo en medio de las réplicas, la madrugada del 27, me hace pensar -bueno es inevitable, que le voy a hacer- en otros momentos tremendos, como los peores años de la dictadura militar. La radio tiene un no sé qué de comunicación semiclandestina, como las conversaciones que tenemos las mujeres en voz baja y que no alcanzan el grado de comunicación oficial, la radio es como un rumor que se expande y te acoge. En medio de la catástrofe, la radio satisface la necesidad de estar comunicados, que es como un abrazo.

2.Otra cosa es la TV, el medio del poder, repleto de circo, el verdadero espectáculo (digamos Debord) de la sociedad de libre mercado, ofreciendo paliativos, generando noticia donde no la hay y escondiendo la que sí hay, un espanto...ok. no siempre, no todos, en fin, pero es el medio que hace posible la retraumatización de las víctimas, la sobre exposición del dolor y al mismo tiempo la épica de don francis y la redención de los poderosos. La TV es el medio infernal metiendo su cola en todo lo que puede.

3. La prensa escrita, es más bondadosa en situaciones como esta, aunque horriblemente tendenciosa, permite hundirse en algunos temas, debatir internamente, rabiar con gusto, volver a rabiar, volver a leer, leerle al otro, comentar para sentirte (o tener la ilusión de estar) informado de lo que viene y no sólo de lo que pasó...y sirev después para envolver la loza, hacer un forro para los zapatos con hoyos, recortar la tarea, tapar las ventanas...

4. Y al final Internet, caótica y desbordadamente democrática es, si uno la sabe leer (dicen el aleph, pero no) casi casi la manzana del árbol del conocimiento...sólo espero que no nos expulsen de lo que quedo del paraíso original, porque algo peor que esto no me lo banco

perdón lo disgregado, asociación libre

11:56 p. m.  
Anonymous Jose Agustin Muñiz V. dijo...

¡Hey! ¡Qué buenas tus "ideas sueltas", Pame! Quizás el mismo hecho de que estén sueltas y no articuladas les da ese tono de intuitivo y a la vez certero y profundo. Sigue, sigue.

¿Qué redime a la tele en tu opinión? Por ahí podemos llegar a un buen puerto. Y lo mismo para cada uno de los otros medios. Das tres pinceladas de cada una y son sumamente certeras (o al menos calzan en lo que ha sido mi experiencia, poniéndole palabras a lo que intuía, pero no podía aterrizar)

1:20 p. m.  
Blogger andrés Azócar dijo...

José Agustín

De las cosas que no me gustaron de la web (y eso que tengo una buena impresión a pesar de todo) es precisamente que se diferenciaron poco en sus contenidos centrales.
La diferenciación es fudamental a pesar de que tu número de visitas se multiplique...precisamente es una vitrina que hay que aprovechar. Es evidente que la idea del complemento aún es débil.

Pame

En general no estoy de acuerdo contigo. Hace rato que me hice la idea de que los medios no actúan por un supuesto social. Puedes culpar al libre mercado, pero donde no lo hay tampoco actúan así. Las experiencias gringas de medios ciudadanos financiados por fundaciones, suelen tener poco apetito periodístico y no están ezcento de intereses.

Tampoco me siento con la capacidad de decir qué es noticias y qué no. Menos cuando las audiencias están tan abiertas y desgregadas. Un concierto de un músico japones punk puede no ser noticia para tí, pero para otros sí. Lo que es evidente es que los saqueos eran noticias y el maremoto fue noticia (y no marejada) cuando la TV lo mostró.

...la TV cometió errores que duda cabe...el show y el periodismo unido no siempre terminan bien, pero no tengo la misma visión totalitaria tuya.

En todo caso, agradezco tus comentarios, espero que empecemos una discusión.

2:25 p. m.  
Blogger Pame dijo...

No creí que mi visión fuera totalitaria, pero quizás este kilo de sentido común de espectadora, la ignorancia respecto de los medios por dentro y la pila de referencias emocionales, pueden terminar sonando así y que lástima.

Yo sí creo que los medios de masa tiene un poder de construcción de discursos y realidades, pero eso seguramente se deriva de mi -como me dijo un alumno justamente hoy- "exacerbación del construccionismo social", como marco para entender la generación del conocimiento -en psicología que es lo mío- y el posicionamiento de los discursos dominantes en nuestra sociedad...aunque esto no justifica nada, porque en la realidad también a veces pienso que soy medio sobreideologizada (y por supuesto le hecho la culpa a la dictadura jajajaja)

Acerca de lo que dices sobre qué es noticia y que no, lo que decía más bien tiene que ver con lo que tuiteaste hoy respecto de la portada de lun, sobre ese patetismo que no podemos ignorar y que más aun, nos confunde o nos deja perplejos, que nos hace sentir que algo anda mal (o a mi).

Es difícil no confundirse si mientras existen una serie de conflictos sociales coocurriendo (derivados, por ejemplo, del terremotomaremotomarejadasismo o como se le quiera decir) esta niña cuenta su tragedia de haber sido víctima de unos guardias de un mall donde compra el 0,000000001% de la población, con el resultado de que no le pasó nada.

En fin, igual me gusta que alguien que se dedica al periodismo señale no tener a vara para decir que es noticia y que no, y que valore así a las audiencias, porque de una u otra manera eso también tiene que ver con construccionismo (y no soy fanática te lo juro)
Le achuntaste porque seguro que el concierto del músico japonés punk sería noticia para mi ;-)

Quizás las noticias no sólo transforman y construyen realidades sino también son el resultado de realidades construidas que sustentan ciertos discursos dominantes, por eso en especial los saqueos me parece que sí son noticia, pero al mismo tiempo, son una forma de posicionar un determinado discurso respecto del orden social...bueno, vale, igual son noticia algunas noticias que no no gusta que sean noticias

En esas búsquedas postadolescentes leí hace años la sociedad del espectáculo, de Guy Debord y todavía me asombra su actualidad. Desde el lugar del espectadora sin medio, es bien desolador y -sin afán de exagerar- triste ver portadas como las de LUN y me gusta leer el mostrador, lo que hace ciper o sencillamente mirar el pagina12 o el pais.

No soy tan tonta grave como parezco y también me puedo reír de muchas de las "falencias" de la prensa, pero no dejo de pensar -mas bien sentir- que la radio me acoge y me hace sentir bien, que el diario conserva cierta amabilidad y que para las otras banalidades tengo a mis amigas con las que puedo hablar infinitamente de ellas y reírme bastante más

bufff gracias por el espacio

2:13 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal