miércoles, marzo 04, 2009

Una crisis y todos quieren cobrar

La crisis no sólo ha profundizado los problemas de los medios tradicionales -los diarios suplican y la TV comienza a rezar-, sino que además ha levantado ciertas dudas (algo ingenuas) sobre si es posible volver a cobrar por contenido. Por estos días Hearst Corporation, que administra 16 periódicos y varias revistas en EE.UU., anunció que estudia algún tipo de cobro por contenido, un acto que hace un par de meses ningún grupo medial (en su sano juicio) hubiera sido capaz de advertir. Pero desde que Walter Isaacson publicó una columna en la revista Time sobre cómo salvar los diarios, que la industria comenzó a buscar soluciones, incluso fuera del mercado (papá Estado), incluso pensando en cobrar. El punto para los medios es que internet no resuelve aún una ecuación clave: la rentabilidad. El NYT.com , el diario líder en términos de visitas únicas (2o millones) y promedio de tiempo en su página (32 minutos) apenas aporta el 12% de los ingresos totales de la empresa. La desesperación parece razonable, pero pensar en cobrar por contenidos que en su mayoría están circulando por la red libres parece sólo un grito de desesperación. Probablemente lo medios logren productos que puedan ser comercializados entre algunos suscriptores, especialmente contenidos estratégicos, pero no suplirán la caída del avisaje. Jeff Jarvis sugiere, a su manera, algunas fórmulas para obtener ingresos, pero siempre con un grado de ironía. Luego de la pérdida de los clasificados y las suscripciones, la tabla de salvación sigue estando en la publicidad y es ahí en dónde los medios deberán enfocar sus esfuerzos. Al menos por ahora. Incluso con menos pudor del que han tenido históricamente(¿lo han tenido?). De hecho, Google News olvidó su regla de oro y ya tiene avisaje. En fin, la columna de Time es muy interesante para mantener el debate.

Por Walter Isaacson
During the past few months, the crisis in journalism has reached meltdown proportions. It is now possible to contemplate a time when some major cities will no longer have a newspaper and when magazines and network-news operations will employ no more than a handful of reporters.
There is, however, a striking and somewhat odd fact about this crisis. Newspapers have more readers than ever. Their content, as well as that of newsmagazines and other producers of traditional journalism, is more popular than ever — even (in fact, especially) among young people.

The problem is that fewer of these consumers are paying. Instead, news organizations are merrily giving away their news. According to a Pew Research Center study, a tipping point occurred last year: more people in the U.S. got their news online for free than paid for it by buying newspapers and magazines. Who can blame them? Even an old print junkie like me has quit subscribing to the New York Times, because if it doesn't see fit to charge for its content, I'd feel like a fool paying for it.

3 Comentarios:

Blogger Pablo Julio dijo...

Andrés, me encontré hace poco con un muy interesante artículo de James G. Webster (http://www.soc.northwestern.edu/webster/pubs/Webster%20(2008)%20Structuring%20A%20Marketplace%20of%20Attention.pdf)
en que matiza un poco la idea de fragmentación. Las fuentes primarias de contenidos seguirían estando bastante concentradas, salvo que accedemos a ellas desde centenares de fuentes. A qué viene esto. Pareciera que los diarios -por lejos la gran fuente de internet- estarían atrapados en una suerte de dilema del prisionero (de los rehenes, en realidad). Ellos tienen los contenidos. Si todos cobran, todos salen ganando, pero no se puede llegar a esa situación porque el que dé el primer paso (si como es habitual, sus contenidos son similares a los de otros)ese quedará fuera del juego.
Lo triste es que llevamos más de una decada en el mismo diagnóstico, pero sin hallarle remedio.

10:34 p. m.  
Blogger LiRio dijo...

Debería ser la publicidad la que financiara a los medios, claro!
el tema es que en tiempos de crisis, las grandes empresas suelen bajarse o hacer inversiones similares en medios mas económicos...

Obvio en tiempos de crisis, la idea es maximizar (más aun?) los recursos... pero que hacen en tanto los medios?

En fin, un cuestionamiento que se expande a través de todos los sectores de universo económico.

saludos

10:58 a. m.  
Blogger andrés Azócar dijo...

Pablo Julio
Tienes muchas razón, si uno ve la tabla de visitas -al menos en EE.UU y España- son los medios tradicionales los que dominan la mayor parte de los primeros lugares. En EE.UU. está Politico, Drudge Report y el Huffington, sin mencionar blogs de otro tipo.

Es decir el dominio de los medios tradicionales se mantiene de cierta manera, el problema es que por mucho tiempo pensaron que a la larga, internet finaciaría parte importante de los costos del papel y la rentabilidad se mantendría.

Creo que los medios, al menos en Chile, viven de estructuras anticuadas y de una publicidad que juega un partido algo nebuloso...qué eficiencia tiene realmente los avisos en el papel o en la TV.

Creo que ni siquiera se lograría algo con una concertación para cobrar por contenidos.

2:06 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal