viernes, julio 11, 2008

Google: de lo estúpido que nos hace a los medios

El 2007 Google manejaba el 65% del total de búsquedas digitales. Es decir, el control que tiene la compañía sobre los hábitos diarios de las personas es enorme. Y también sobre la capacidad de elección de los contenidos. Esta es parte de la base lógica que usó Nicholas Carr para escribir su archidifundido ensayo Is Google making us stupid, publicado por la Atlantic Monhtly. El autor de The Big Switch ya había desenfundado su tesis en su blog y en algunos artículos, siempre poniendo a la compañía estadounidense como paradigma de la nueva relación mente-tecnología. Carr dice que Google potencia que la mente humana transite por muchas superficies (el negocio es más rentable entre mayor sea el número de superficies) y sólo alcance mínimos centímetros de profundidad. Una evidencia que es palpable en el negocio de los medios (diarios en baja, web en alza), pero que aún no se asume en la educación. Probablemente el sector más afectado por esta nueva forma de absorber conocimiento y de ponerlo a prueba. Muchas puertas, poco contenido. En la siguiente entrevista -publicada en América Economía- Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google y Sergey Brin, uno de sus fundadores, responden a estos cuestionamientos y debaten sobre el negocio de los medios.

Por Felipe Aldunate, director América Economía
¿Qué piensa cuando oyen las críticas hacia Google por el efecto que puede estar generando en el proceso educativo? En Inglaterra, por ejemplo, se han publicado análisis muy conflictivos en ese sentido.
ES. ¿No es lo mismo de lo que se decía de la televisión hace 30 años? ¿Cómo pudieron sobrevivir ustedes con la televisión?

La crítica puntual dice que la posibilidad de googlear evita la necesidad de aprender los hechos ni memorizarlos pues siempre estarán disponibles y que eso puede generar problemas de aprendizaje.
ES: Eso es completamente falso: pensar que el poder de cómputo y respaldo elimina la necesidad de pensar, recordar o analizar es totalmente falso. Hay muchos estudios del cerebro en torno a eso. La actitud de una persona frente a un computador requiere un montón de actividad cerebral.
SB. Yo creo que hay cosas positivas y negativas, pero el neto es absolutamente positivo. La posibilidad de tener un teléfono celular que almacene todos tus números telefónicos no te hace más incapaz para retener cifras. Hoy los más jóvenes tienen más posibilidades de investigar sobre sus propios intereses. Si a uno joven le interesa la computación cuántica, puede encontrarlo en internet. Esos recursos no existían cuando yo era joven. Hoy el mundo es muy distinto gracias a la web.

A muchos les preocupa lo que Google podría llegar a hacer al monitorear el comportamiento de los usuarios y el fin que podría dársele, por ejemplo, para proveer información a una campaña electoral.
ES. Está lo que podemos hacer y lo que realmente haremos. Es un hecho que durante un tiempo, retenemos la búsqueda de los usuarios. Tú puedes hacer búsquedas anónimas, pero también puedes hacer log in, y si lo haces, y retenemos la información, podemos proveer mejores resultados a las búsquedas. Pero la línea que no cruzaremos es la de decir al mundo quién eres y que éste es tu comportamiento, que esto es lo que te gusta comprar, al estilo de big brother. Eso sería violar el principio fundamental de la compañía el cual es no hacer cosas malignas, y tendríamos una respuesta de los reguladores. Además, y más importante que los anteriores, es que la gente dejaría de usar Google.

Es decir, en teoría podríamos hacer mucho en esa dirección, podríamos dar mucha información útil para campañas políticas, pero no lo vamos a hacer.
Hablemos de redes sociales, donde han anunciado algunas iniciativas. ¿Cómo ven el futuro de estas redes?
ES. Todos somos partes de redes sociales. Por la forma en que usamos emails, por la gente con la que trabajamos, las aplicaciones que usamos… Algunos están en MySpace –la mayoría está en MySpace–, otros están en Facebook o en Orkut, propiedad de Google. Nuestra visión es que el social graph, la lista de amigos que se forma en estas redes, es muy importante. Nuestra visión es que podamos hacer que ese listado esté disponible para cualquier aplicación, no sólo para una red social determinada. Es lo que llamamos OpenSocial y que podrá ser usada para muchas aplicaciones en la red. Por ejemplo, para detectar spam: si recibes un correo que no viene de tu propia lista es muy probable que sea spam. Hay muchas otros usos que estamos imaginando
SB. OpenSocial es también una buena manera para mostrar cómo trabajamos con socios: Orkut es nuestra propia red social, la cual ha sido muy exitosa, especialmente en algunos países como Brasil. Pero nosotros trabajamos con todas las redes sociales disponibles. Creamos nuestros servicios, pero queremos trabajar con todos. Nuestro plan es crear una plataforma que todas las redes sociales puedan usar.

A muchos les preocupa lo que Google podría llegar a hacer al monitorear el comportamiento de los usuarios y el fin que podría dársele, por ejemplo, para proveer información a una campaña electoral.
ES. Está lo que podemos hacer y lo que realmente haremos. Es un hecho que durante un tiempo, retenemos la búsqueda de los usuarios. Tú puedes hacer búsquedas anónimas, pero también puedes hacer log in, y si lo haces, y retenemos la información, podemos proveer mejores resultados a las búsquedas. Pero la línea que no cruzaremos es la de decir al mundo quién eres y que éste es tu comportamiento, que esto es lo que te gusta comprar, al estilo de big brother. Eso sería violar el principio fundamental de la compañía el cual es no hacer cosas malignas, y tendríamos una respuesta de los reguladores. Además, y más importante que los anteriores, es que la gente dejaría de usar Google.

Es decir, en teoría podríamos hacer mucho en esa dirección, podríamos dar mucha información útil para campañas políticas, pero no lo vamos a hacer.
Hablemos de redes sociales, donde han anunciado algunas iniciativas. ¿Cómo ven el futuro de estas redes?
ES. Todos somos partes de redes sociales. Por la forma en que usamos emails, por la gente con la que trabajamos, las aplicaciones que usamos… Algunos están en MySpace –la mayoría está en MySpace–, otros están en Facebook o en Orkut, propiedad de Google. Nuestra visión es que el social graph, la lista de amigos que se forma en estas redes, es muy importante. Nuestra visión es que podamos hacer que ese listado esté disponible para cualquier aplicación, no sólo para una red social determinada. Es lo que llamamos OpenSocial y que podrá ser usada para muchas aplicaciones en la red. Por ejemplo, para detectar spam: si recibes un correo que no viene de tu propia lista es muy probable que sea spam. Hay muchas otros usos que estamos imaginando

SB. OpenSocial es también una buena manera para mostrar cómo trabajamos con socios: Orkut es nuestra propia red social, la cual ha sido muy exitosa, especialmente en algunos países como Brasil. Pero nosotros trabajamos con todas las redes sociales disponibles. Creamos nuestros servicios, pero queremos trabajar con todos. Nuestro plan es crear una plataforma que todas las redes sociales puedan usar.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Anonymous Anna García Sans dijo...

Muy bueno, Andrés.
Es probable que la web 2.0 en general esté fomentando una nueva generación de individuos desmemoriados, pero no hay que olvidar que el buen uso educativo de las TIC, tal como se dice en el informe de la UNESCO de "Estándares de competencias en TIC para docentes" puede ayudar a los alumnos a adquirir las capacidades necesarias para llegar a ser:
• competentes para utilizar tecnologías de la información;
• buscadores, analizadores y evaluadores de información;
• solucionadores de problemas y tomadores de decisiones;
• usuarios creativos y eficaces de herramientas de productividad;
• comunicadores, colaboradores, publicadores y productores; y
• ciudadanos informados, responsables y capaces de contribuir a la sociedad.
Saludos,
Anna

4:26 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal