viernes, abril 09, 2010

Enrique Garcìa y la crisis de Canal 13

Entrevista al ingeniero y ex director de Canal 13 en la Qué Pasa de esta semana:

¿Hay diferencias entre la actual crisis de Canal 13 y la del 2001?

En 2001 el canal estaba viviendo una situación más crítica que ahora: sin área dramática, ni deportiva ni infantil. Por lo menos hoy esas áreas existen. Y las pérdidas de entonces fueron tremendas. Creo que lo más malo es que en 2001 el territorio estaba como sin arar, pero con hartas vitaminas. Estaba congelado, pero la creatividad estaba allá adentro. El problema hoy es que muchos de los buenos creativos se han ido. No es que no queden, pero hay menos ahora. La bruja blanca anda circulando en casa, antes por lo menos era una sensación lejana.

Cuando Usted renunció al 13 en 2005, qué pasó con ese Canal que había ampliado, con éxito, su público hacia los jóvenes y el C3 y estaba muy activo en realizaciones

Creo que la estructura de doble jerarquía -de un director ejecutivo y el presidente del directorio- genera una tensión inimaginable. La pregunta es quién manda: el de las ideas o el que maneja el presupuesto. El de las ideas puede tener algunas muy buenas pero si la personas que maneja el presupuesto lo asfixia, esas ideas se hunden. El canal cayó en una trampa de exitismo, en un rating de corto plazo que no representó nada en términos de un proyecto editorial. Y obviamente se perdió el foco estratégico de hacia dónde tiene que ir un canal de la Universidad Católica. Y que, además, tiene un elemento adicional: que de la Iglesia.

¿Cuál es la complejidad de “ese” elemento?
Creo que el 13 no ha logrado encontrar una opción de diálogo común entre los actores que lo representan. El canal que el Consejo Superior sueña o que visionan, no tiene nada que ver con el tipo de canal que necesita la Iglesia Católica: un canal masivo de evangelización.

El punto para la UC es que la palabra evangelización suena rara en una industria ultra competitiva y de contenidos masivos

Entre 2002 y 2004 tratamos de dar ese giro. A lo mejor no fuimos lo suficientemente claros o no usamos el lenguaje adecuado para que la contraparte Universitaria entendiera lo que estábamos tratando de hacer. Cuando uno usa la palabra ´evangelizar´ lo que quiere decir es que es necesario dialogar con los que no creen y para mi ese era el mandato del Rector Pedro Rosso: evangelizar la cultura. La Iglesia podrá tener altos y bajo, crisis, pero el diálogo con los que creen ya existe. Falta el otro paso.



El resto de la entrevista en QP...

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Y la foto sin crédito?

6:24 p. m.  
Blogger andrés Azócar dijo...

Anónimo

Tienes toda la razón, mañana busco el crédito...lo siento.

A

1:12 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal