martes, diciembre 11, 2007

Las elecciones de los medios

Todo el mundo sabe cómo han influido los medios en procesos históricos importantes. Los diarios en los nacimiento del sentido de nación en el Siglo XIX, la radio en genocidios como el perpetrado por Hitler o los Hutus en Ruanda y la televisión que llevó a la presidencia a John Kennedy a comienzos de los 60 y a Michelle Bachelet dos años atrás. Lo interesante será ver cómo se comporta internet, como medio de comunicación política y como instrumento de cambios. Hasta ahora no hay evidencias claras. En Chile, muchos políticos están comenzando a probar suerte con Youtube y Facebook -que subió casi 20 puestos (hoy es 29) en un mes entre los websites más visitados del país-, pero sin un plan comunicacional detrás, sin una lógica para entender los mecanismos de interacción y sentido de comunidad que abre la web y sin manejar códigos frente a una nueva audiencia que comienza a manifestarse de forma diferente, en un medio que abrió un mundo que ninguno logró antes. El siguiente artículo del diario El Mundo muestra cómo los políticos estadounidenses también están probando y como esa experiencia experiencia ya da algunas luces. Que seguro veremos en los próximos años en Chile.
Si en 2004 Internet entró en política,especialmente gracias a Howard Dean, la carrera por lapresidencia estadounidense para 2008 marca la madurezde una relación que dará mucho de que hablar. Ya nohay candidaturas que se entiendan sin un sitio web, unespacio especializado en YouTube o un grupo de apoyoen Facebook.Opciones que se suman a las clásicas, como lacaptación de voluntarios, la recolección de fondos,las parodias o los vídeos. Y a las cada vez máshabituales colaboraciones entre medios tradicionales ysitios web. Una mezcla de política e Internet quebusca las cantidades ideales de ambos ingredientesmientras enriquece el debate, la información y lasposibilidades de candidatos y electores.
La Red es más influyente que nunca. Y una página webpersonal con toda la información y novedades esimprescindible. Las de todos los candidatos compartenuna serie de elementos comunes, como la posibilidad deconvertirse en activista o hacer una aportaciónmonetaria. También se han impuesto los blogs y enlacesa páginas personalizadas en redes sociales.De todos los candidatos, el demócrata Barack Obama esel que tiene mayor número de seguidores en la Red. Conmás de 160.000 'amigos' en Facebook, alrededor de200.000 en MySpace y más de 4.500.000 vídeos vistos enYouTube prácticamente duplica a su inmediataseguidora, la también demócrata Hillary Clinton, y alfavorito de la Red entre los republicanos, Ron Paul,quien, al contrario de los dos primeros, no traduce supopularidad en Internet con buenos números en lasencuestas.La intracampaña de YouTube y las redes sociales'Vote Different', uno de los vídeos electorales másvistos hasta ahora en YouTube.
De todas las herramientas que usan los precandidatos,YouTube es la más importante para un país cuyoscandidatos viven prácticamente en una dictadura de laimagen. Una metedura de pata o un mal gesto —comocuando Hillary Clinton desafinó al entonar el himnonacional— se convierte de inmediato en lo más vistodel día en el popular sitio de vídeos. Y, gracias a suefecto viral, no se olvida durante semanas o meses. Oincluso queda en el imaginario colectivo, como lagrabación contra Hillary 'Vote Different'.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Anonymous . dijo...

,

1:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal