miércoles, junio 25, 2008

El futuro del libro digital por Fogel

Invitado por la Escuela de Periodismo de la UDP y La Tercera, el periodista y ensayista Jean Francois Fogel se reunió con periodistas, editores y académicos que intentan tener más luz sobre el camino que tomará la cultura y el Periodismo en medio de la revolución digital. El periodista francés ha estado trabajando para el ministerio de cultura galo con el fin de proyectar el libro digital, con sus virtudes y defectos. En especial, con los efectos que tendrá en la lectoría y la industria editorial. El libro ha sobre vivido casi seis siglos, pero ahora vive la misma incertidumbre que sufrió la música y el cine. A pesar que las antiguas plataformas que intentaron popularizar el libro digital fracasaron, Fogel cree que el escenario ahora es distinto. Primero, porque hoy existen más lectores de medios digitales y son más dinámicos. En Japón, por ejemplo, el 3% lee libros digitalmente y para el 2012 será un 10%. El segundo punto, es que por primera vez hay una competencia muy fuerte entre dos marca: Kindle y el Sony Reader. Amazon asegura que ya el 6% de sus ventas corresponden al Kindle, aunque se desconoce el número de aparatos que se han vendido en EE.UU. El tercer punto en favor del libro digital, según Fogel, es que ya hay muchos sectores que viven en el mundo virtual, como las publicaciones científicas, los diccionarios, las enciclopedias y muchas guías. Es decir el mundo ya pasó del saber a la experiencia. Para el autor de La Prensa Sin Gutemberg los libros se enriquecerán por vivir en un mundo abierto: "El texto está en todas las pantallas...el proceso está en marcha", recalca. La charla estuvo enmarcada en la Cátedra Bolaño y está disponible en los siguientes videos.


I Parte

video

II Parte


video

III Parte

video

IV Parte

video

V Parte

video

Etiquetas:

viernes, junio 20, 2008

Los efectos de Wikipedia en la redacción

Uno de los grandes cuestionamientos que han debido enfrentar los dueños de Google y Wikipedia con el mundo intelectual es que su uso ha desvanecido la capacidad de los jóvenes para retener conocimientos, potenciar la memoria de largo plazo y los ha hecho incapaces de mantener discusiones imprevistas con cierto nivel de profundidad. Finalmente el conocimiento está en el PC y aparece detallado en un artículo reciente de la Atlantic titulado Is Google making us stupid?. Estos cuestionamientos eluden en todo caso lo que es un hecho: que Google y especialmente Wikipedia se ha transformado en una fuente de conocimiento portátil incluso para los medios más conservadores que tienen en el uso de fuentes confiables su principal trinchera. El siguiente artículo del AJR da ejemplos claros de cómo wikipedia ha entrado a las redacciones a pesar de que sólo se le cita en algunos mínimos casos, especialmente en columnas de opinión. Sin duda, que esto es un paso más en la revolución que se está viviendo en las salas de redacción y que el último informe de The State of the News Media destaca. "Los periodistas hoy escriben blogs, comparten con las audiencias, categorizan sus artículos en la red y, en definitiva, están mejorando el periodismo", dice el estudio. Aunque los medios locales aún están muy lejos de esta decisiva línea en la sala de redacción, sin duda que Wikipedia se ha transformado en una fuente confiable, incluso si no lo es.

Por Donna Shaw
Artículo AJR
When the Las Vegas Review-Journal published a story in September about construction cranes, it noted that they were invented by ancient Greeks and powered by men and donkeys.
Michigan's Flint Journal recently traced the origins of fantasy football to 1962, and to three people connected to the Oakland Raiders.

And when the Arizona Republic profiled a controversial local congressman in August, it concluded that his background was "unclear."

What all three had in common was one of the sources they cited: Wikipedia, the popular, reader-written and -edited online encyclopedia. Dismissed by traditional journalism as a gimmicky source of faux information almost since it debuted in 2001, Wikipedia may be gaining some cautious converts as it works its way into the mainstream, albeit more as a road map to information than as a source to cite. While "according to Wikipedia" attributions do crop up, they are relatively rare.

To be sure, many Wikipedia citations probably sneak into print simply because editors don't catch them. Other times, the reference is tongue-in-cheek: The Wall Street Journal, for example, cited Wikipedia as a source for an item on "turducken" (a bizarre concoction in which a chicken is stuffed into a duck that is stuffed into a turkey) in a subscriber e-mail update just before Thanksgiving. In the e-mail, the Journal reporter wrote that some of his information was "courtesy of Wikipedia's highly informative turducken entry. As my hero Dave Barry says, 'I'm not making this up. Although, I'll admit that somebody on Wikipedia might have.'"
And when Time Inc. Editor-in-Chief John Huey was asked how his staffers made sure their stories were correct, he jokingly responded, "Wikipedia."

Etiquetas:

martes, junio 17, 2008

Qué pasará con los "viejos" medios


Parte de la discusión sobre qué pasará con los medios tradicionales es sobre cómo será la audiencia que los prefiera, qué tipo de contenidos entregarán y qué formación tendrán esos periodistas. O estarán concentrados en nichos profesionales, que necesiten información con privilegios, más que en una instantánea de la realidad o una instantánea cargada de multimedia para distribuirla en diferentes plataformas. El siguiente artículo, publicado en la Columbia Journalist Review, cuenta con detalles, y mucha nostalgia, la última reunión de la Nieman Foundation y cómo los "antiguos" medios se plantearon los nuevos dilemas en la sustancia del Periodismo: contar buenas historias. Lo que alguna vez fue el centro del universo narrativo, hoy mira el futuro desde la vereda de los veteranos. Pero eso no significa que las historias cambiarán, sino que serán presentadas de otra manera. "La gente no está perdiendo interés en las noticias. Están perdiendo interés en cómo las noticias están definidas y presentadas", dijo Edward Roussel, editor digital del Daily Telegraph en la reciente reunión de Goteborg para la Wan 2008. El texto, a pesar de su melancolía, muestra cómo el periodismo narrativo busca una salida en un mundo que parece adverso.

Artículo CJR
If there were an ashram for people who worship contemplative long-form journalism, it would be the Nieman Conference on Narrative Journalism. This March, at the Sheraton Boston Hotel, hundreds of journalists, authors, students, and aspirants came for the weekend event. Seated on metal chairs in large conference rooms, we learned about muscular storytelling (the Q-shaped narrative structure—who knew?). We sipped cups of coffee and ate bagels and heard about reporting history through letters and public documents and how to evoke empathy for our subjects, particularly our most marginal ones. As we listened to reporters discussing great feats—exposing Walter Reed’s fetid living quarters for wounded soldiers, for instance—we also renewed our pride in our profession. In short, the conference exemplified the best of the older media models, the ones that have so recently fallen into economic turmoil.

Yet even at the weekend’s strongest lectures on interview techniques or the long-form profile, we couldn’t ignore the digital elephant in the room. We all knew as writers that the kinds of pieces we were discussing require months of work to be both deep and refined, and that we were all hard-pressed for the time and the money to do that. It was always hard for nonfiction writers, but something seems to have changed. For those of us who believed in the value of the journalism and literary nonfiction of the past, we had become like the people at the ashram after the guru has died.

Right now, journalism is more or less divided into two camps, which I will call Lost Media and Found Media. I went to the Nieman conference partially because I wanted to see how the forces creating this new division are affecting and afflicting the Lost Media world that I love best, not on the institutional level, but for reporters and writers themselves. This world includes people who write for all the newspapers and magazines that are currently struggling with layoffs, speedups, hiring freezes, buyouts, the death or shrinkage of film- and book-review sections, limits on expensive investigative work, the erasure of foreign bureaus, and the general narrowing of institutional ambition. It includes freelance writers competing with hordes of ever-younger competitors willing to write and publish online for free, the fade-out of established journalistic career paths, and, perhaps most crucially, a muddled sense of the meritorious, as blogs level and scramble the value and status of print publications, and of professional writers. The glamour and influence once associated with a magazine elite seem to have faded, becoming a sort of pastiche of winsome articles about yearning and boxers and dinners at Elaine’s.

Etiquetas: ,

viernes, junio 13, 2008

Fogel en Chile


En 10 días Jean Francois Fogel, el francés que ha sacudido las cabezas del periodismo, visitará Chile invitado por la Escuela de Periodismo de la UDP y La Tercera. Fogel no sólo es la cabeza (junto a Bruno Patiño) de Lemonde.fr, además crearon Lepost.fr, un laboratorio virtual que suma a periodistas y audiencia y juntos escribieron La Prensa Sin Gutenberg, el libro madre de las transformaciones que ha provocado el periodismo digital desde 1993. Lejos de las apuestas de los numerosos profetas que internet ha creado, Fogel abrió puertas desde LeMonde, que ahora son ortodoxia en muchos websites del mundo. Sin temor a la experimentación, el ensayista y periodista ha entregado sus conocimientos en la media decena de talleres que ha dictado para la FNPI y otros congresos. Siempre bajo la premisa que internet está en pleno movimiento y lo que viene puede ser aún más interesante para el periodismo de lo que ya vivimos. En Chile dictará una charla para la Cátedra Bolaño sobre el futuro del libro electrónico, tema que trabajó junto al Ministerio de Cultura Francés y que ha tocado en su blog Además, dará una charla a los editores y periodistas de La Tercera. Sus exposiciones estarán disponibles en este blog. A continuación un capítulo de La Prensa Sin Gutenberg.

El final de los medios de comunicación de masas
Para destacar la naturaleza reacia a descifrar el comportamiento de la audiencia en Internet, lo más sencillo es volver a leer uno de los cuentos que el escritor argentino, Jorge Luis Borges, redacta al modo de una acción heroica. Se titula Pierre Menard, autor del Quijote. Menard, que vive en el siglo XX, escribe palabra por palabra, no toda la obra de Cervantes, sino una página, una página completa, absolutamente idéntica al original. No quiere plagiar al maestro español, tampoco convertido en contemporáneo. De hecho, realiza esta proeza sin darse cuenta. Y la similitud de las dos páginas no tiene ningún significado: con cuatro siglos de diferencia, mientras que el sentido de las palabras apenas ha cambiado, el contexto de su uso está cambiado de arriba abajo. La misma página significa algo completamente distinto en cada uno de los autores.

Este cuento expone, de una manera sorprendentemente premonitoria, la ambigüedad inherente a la red. Solo delante de la pantalla, dibujando de página en página un itinerario único, mezclando sus propios correos electrónicos, sus archivos y los copiar/pegar, cualquier internauta es un Pierre Menard ocupado en dar un significado único al material que otro internauta, en un lugar distinto, entiende de un modo radicalmente diferente. La subjetividad irreducible que engendra el medio ha puesto de moda dos términos en los estudios de semiología aplicada a Internet. Así se habla de apofenia el descubrimiento de relaciones o significados por aproximación de elementos que nada tienen que ver entre ellos.

El otro término es un préstamo del vocabulario del espionaje, la esteganografía: este arte del disimulo, y no de la criptografía, detalla cómo unos datos se colocan o retiran de otros datos.

El filósofo español José Ortega y Gasset definió el sujeto como Yo so yo y mis circunstancias. En Internet, el internauta parece destacar más mis circunstancias, y yo. Un misterio que no podrá reducirse a los resultados de las páginas visitadas. La prensa escrita, la radio y la televisión disponen de modelos convincentes sobre el comportamiento del lector, del oyente o del telespectador, porque forman parte de una audiencia sometida a un contenido idéntico para todos. Para el internauta, al contrario, la maraña de opciones e itinerarios construye una singuralidad total: una persona, con sus circunstancias, constituye toda la audiencia de un contenido que sólo le pertenece a ella.

El único componente estable, que todos comparten, es el tiempo Internet. La inmediatez adquirida desde la creación de la red, reforzada por la alta velocidad, rompe las relaciones pacientes de las otras formas de periodismo intentan construir para entrar en la Historia. On line, es una página Web de información, la inmediatez constituye circunstancias común. Todo va tan rápido que una continuidad significativa de los acontecimientos se refuerza por instalarse dentro de una marejada de noticias desplegadas de manera implacable, sin proyecto aparente ni memoria. En cuanto el internauta actúa, reacciona, se sorprende, surfea o interroga al motor de búsqueda, se instala un segundo contexto, en este caso atemporal, que ya no tiene como referencia la inmediatez sino la subjetividad. El perfil personal, el tiempo y los temas tratados, desde entonces, se convierten en las facetas de una inalcanzable matriz de tres dimensiones construida por una persona, y sólo inteligible para ella. Estar on line siempre supone estar a distancia.

Comprender en sus detalles la navegación del internauta se parece a una de las frustraciones más recurrentes que procura el teatro, universal por lo expuesto de su confirmación, y generada en cada representación de Hamlet. Cuando el protagonista entra leyendo, en la escena segunda del acto segundo, y es incontestable, incluso hasta para el espectador más obtuso, que se trata de un hombre habitado por serios problemas existenciales, Shakespeare indica sencillamente que tiene un libro abierto. No precisa ni el título ni la naturaleza de la obra, lo que con todo resulta algo irritante. Es imposible imaginar que la acción que viene a continuación sería la misma si leyera un libro sobre el arte de cocinar la caza o una antología de sonetos amorosos.
video
El crítico argentino Ricardo Piglia considera insignificante esta incertidumbre ante la vista de un solo libro Hamlet escribe, puesto que es un lector, es un personaje de la consciencia moderna. La interioridad está en juego. ¿Se formularía una afirmación semejante si este mismo Hamlet tuviera un Notebook, conectado en Wifi, con el mismo texto de la página de su libro en la pantalla? Sin esperar a que un director dramático dé forma a esta visión, se puede considerar una respuesta segura: Hamlet, puesto que en ese caso sería un internauta, on line no dudaría entre ser o no ser. Siempre estaría conectado, aunque eso, quizá, acabaría por separarlo de los demás.

Cuando se le interroga sobre lo que lee, su respuesta parece exasperada: Words. Words, words (Palabras, palabras, palabras). ¿Cómo describiría el bombardeo de la información on line, sino con el envío de un correo electrónico que incluye un copia/pegas? Un algoritmo que nunca más repetirá la misma combinación produce, según la demanda, páginas y páginas y páginas, que las ve un internauta, quien, él solo, constituye su audiencia.

Aún no hay nada seguro sobre la naturaleza de Internet respecto a la relación entre el medio y el cuerpo social, donde se percibe de manera clásica la esencia de un medio de comunicación de masas. Las referencias rituales que se enseñan en todos los países explican que el Estado nación no habría podido instalarse sin el periódico diario, de igual modo que Hitler tampoco habría conseguido asentar su dominio sobre el pueblo alemán sin la radio, ni el playboy John Kennedy habría logrado vencer al feo de Richard Nixon en las elecciones a la presidenta de Estados Unidos sin disponer de la televisión.

Ya ha pasado el momento de preguntarse qué ángel o qué demonio será la criatura que dé a luz el nuevo medio. La respuesta está confirmada: la red ha situado al internauta en el primer plano de un universo que domina sin competencia alguna. Internet es el último medio, presente en todas partes e inmaterial. Su audiencia, en vías de un rápido crecimiento, alcanza la dimensión de la Tierra entera, pero aquí se desmigaja la masa. Es el medio carente de masa, instantáneo, la red por la que cada uno se desplaza demasiado deprisa como para ser el testigo, ni siquiera furtivo, de su propia soledad.

Etiquetas:

martes, junio 10, 2008

El poder de la noticia

Eric Schmith, presidente ejecutivo de Google definía el futuro de la información como "la necesidad del dispositivo correcto, el contenido correcto y ser accesible desde donde estés". Probablemente esta sea la respuesta más cercana a la nueva expresión de los medios. Lo interesante para el Periodismo está en que las noticias siguen siendo parte sustancial de este mundo, incluso si éstas hoy no se definen por los conceptos tradicionales de la profesión. Según el estudio del Digital Future Project 2008 el 60% de la gente busca noticias en la web y un 43%, productos de información diversos. A pesar de los cambios, los seres humanos se mueven por las mismas necesidades. El punto estará en qué tipo de contenido demandarán las audiencias en los próximos años, aquel que logre potenciar los medios que sigan buscando la profundidad y la extensión o aquellos que tenga su esencia en la brevedad y en un set de información multimedia. Seguro que el ideal es que sean ambos, pero es poco probable que alguien tenga hoy la respuesta.

Por Francis Pisani
ArtículoEl Pais
A DIFERENCIA DE LO QUE se suele creer, el número de personas que manifiestan interés por las noticias va en aumento. "Según la mayoría de las mediciones (y aun siendo estas insuficientemente exactas), la audiencia para las noticias está creciendo si se agrega la web a la circulación de los medios impresos", afirma Rick Edmonds, uno de los autores del El estado de los medios de información 2008, quinto informe anual de Project for Excellence in Journalism. El problema fundamental es que la publicidad no sigue el paso a las noticias.
Dicho de otra manera, no es que estemos presenciando un éxodo inexorable, un abandono de las noticias como dijera en 2005 un informe de la fundación Carnegie intitulado Abandoning the news; pero sí un desplazamiento lento e ineluctable hacia el contenido online. Los jóvenes, en particular, tienen interés en las noticias, pero su deseo es poder acceder a ellas cuando quieren y sobre plataformas que les faciliten la siempre espinosa tarea de encontrar lo que quieren. Después de mucha vacilación, periodistas y editores parecen decididos a adaptarse para no desaparecer

Etiquetas: ,

viernes, junio 06, 2008

Juan Carlos Camus y el poder de los Blogs


Este sábado comienza un nuevo encuentro de BlogPower, está vez dedicado a la "Política 2.0". Hace rato que los blogeros chilenos están realizando una campaña fuerte para posicionar su trabajo que tiene más de 100 millones de representados en el mundo, ciertamente muchos de ellos (la mayoría probablemente) inactivos. Sin embargo, los que se lo han tomado en serio, como una forma de expresión diferente a los medios de comunicación, han ido ganando adeptos, audiencia y no faltará mucho antes de que comiencen a conseguir avisaje. Los medios de comunicación tradicionales saben que este fenómeno no es pasajero y todos han ido a buscar a los blogers. LeMonde.fr tiene registrado más de 3 mil, Elpais.es y Elmundo.es siguen potenciando sus respectivos sitios con estas bitácoras y el nuevo proyecto de LaTercera.cl, según se ha filtrado, tendrá una vitrina muy grande para los blogs. En la siguiente entrevista Juan Carlos Camus, periodista, blogero y una de las cabezas de Blogpower, habla sobre el evento, expectativas y la defensa de una banda ancha libre, un tema fundamental no sólo para los blogeros, sino para la libertad de expresión en todas sus formas.

¿Cuál es el valor de los encuentros de Bloggers? Te lo pregunto, porque a veces suelen ser encuentros un poco autoreferentes, si no está la contraparte.
La autoreferencia en los blogs no es mala, considerando que siempre son espacios personales y que lo que se busca es que los propios autores se den cuenta de su potencia, de que efectivamente constituyen una tendencia en términos de contenidos digitales, que debe ser tomada en cuenta con más atención. Hay que recordar que lo interesante de estos nuevos medios no es la objetividad, sino la opinión informada. Por lo tanto, su primer valor es darse cuenta que hay un grupo importante de personas que están generando valor para todos, al escribir frecuentemente y aportar desde sus respectivas áreas de conocimiento. Su segundo valor, es la capacidad de networking que se da en los encuentros, donde se potencia la asociación y el trabajo conjunto al existir espacios físicos, más que virtuales, de relación.


¿Cuáles son los principios que quiere promover BlogPower?
La importancia del contenido propio, de la voz propia, en comparación de las voces oficiales expresadas por los medios habituales. También, la importancia de la asociación entre quienes realizan tareas similares.


Hay un tema que no se toca mucho y es la neutralidad de red y el peligro que la banda ancha termine controlada por pocas empresas y por interese creados. ¿Cómo ven ese tema ustedes?
Es un tema central para todos y entiendo que muchos de los asistentes apoyan movimientos como Neutradlidad Si! o Liberación Digital, donde esos temas son abordados. Además, tanto en este encuentro como en el anterior, sus voceros han estado invitados.


¿Cuáles son las cifras que ustedes manejan sobre el desarrollo de los blogs en Chile. En términos numéricos, audiencias e influencia?
No hay mucha información, salvo que la ofreció Carlos Orrego de Orbitando.com durante el encuentro pasado (http://www.blogpower.cl/2007/11/30/orbitando-abre-el-blogpower2007/). Sólo tenemos datos anecdóticos, como que los dos blogs más leídos de tecnología en Latinoamérica son chilenos; o que la campaña de "Un computador por niño" se abrió paso desde el blog hasta el último discurso de la Presidenta. También que hay agencias de publicidad que están comenzando a pautar en blogs. Supongo que con el tiempo esa información comenzará a aparecer más frecuentemente.



El proyecto Trust Barometer ( Trustbarometer08) muestra que aún los blogs tiene bajos niveles de credibilidad, crees que con el tiempo el sector irá madurando y se hará más profesional, o seguirá siendo en esencia algo amateur, con los beneficios y costos de no ser parte de una industria.
Creo firmemente que estamos en el nacimiento de una nueva forma de generación de contenidos. Si miramos a EE.UU. como referente en esta área, vemos que los blogs de nicho (tecnología, polítca, economía) ya están validados como fuentes y por tanto, la credibilidad de algunos de dichos medios es similar a la de un medio de comunicación tradicional.
Ahora a nivel nacional, esto ya está ocurriendo en el área de la tecnología, donde la generación de contenidos tiene un buen nivel y ya genera opinión. Por ejemplo, Fayerwayer.com fue capaz de poner un tema en la agenda recientemente (divulgación de bases de datos con datos
personales) o Chilehardware, que fue citado por Engadget.com al dar a conocer las primeras imágenes de un computador que estaba siendo lanzado a nivel mundial.
Por lo tanto, me parece que es cuestión de tiempo para que esto sea una tendencia más general y que la credibilidad en torno a ellos aumente.

Cuál es la importancia de que Fernando Paulsen sea uno de los invitados a la convocatoria para este sábado. El viene del periodismo más tradicional, pero tiene una mirada mucho más abierta a las nuevas formas de comunicación y de relato.
Precisamente el hecho de que él sea un referente en materias de uso de nuevas tecnologías, hace que su mensaje sea más aceptado en ambos mundos (medios tradicionales y nuevos). Por ello, su posición es casi como la de puente entre ambos y de allí que su presencia sea tan interesante en este caso.

Cómo ves la posición de los diarios y los medios tradicionales frente a los blogs…al parecer ha comenzado a cambiar y a legitimarlos. De hecho, se supone que el nuevo sitio de La Tercera asumirá el modelo ya consolidado de Le Monde, de abrir su web a los blogs.
Veo que se nota una preocupación de los medios tradicionales por el uso de las herramientas que provee la tecnología asociada a los blogs. No obstante, me parece que aún les queda camino por recorrer, en particular en lo que se refiere a la participación, que es esencial en este nuevo ambiente. Hasta que los medios no confíen en lo que sus propios usuarios son capaces de generar -permitiendo comentarios, referenciando posts, aceptando contenidos generados en el mundo de los blogs-, ese camino no se habrá completado. Sin embargo, esa vía ya se comenzó a recorrer y el tiempo dirá cómo y cuánto se demora en ser completada.

Etiquetas:

martes, junio 03, 2008

Lo que ya enseña internet a los medios

Los principales ejecutivos de los mayores diarios del mundo están reunidos en Goteborg a raíz de la 2008 Wan Congress. Los medios que asistieron a Suecia, viajaron no sólo con la intención de sacar conclusiones sobre lo que le espera al papel (anticipar el final aún es aventurado), sino también tratando de saber qué hacer con las audiencias jóvenes. Esas que hoy consumen contenidos diferentes (para la lógica periodística tradicional) en plataformas flexibles, dinámicas y, en algún sentido, fuera de los parámetros establecidos para definir el conocimiento. De hecho, un estudio de la University of Southern of California, afirma que el 80% de los jóvenes mayores de 17 años usa internet como fuente de conocimiento, mientras un 63% de los padres cree que el uso intensivo de la web es dañino. No sólo eso, un 54% de los 2.000 jóvenes entrevistados participa en comunidades online y tan relevantes son para ellos, que el 40% utiliza al menos una vez al mes internet para mantenerse informado sobre su organización, que en muchas casos corresponden a entidades vinculadas a causas sociales. Mientras los medios no entiendan que las audiencias jóvenes no son personas ajenas al conocimiento ni a la información (un 60% dice usar la red para buscar noticias) sino que lo consumen de otro modo y lejos de la ortodoxia de la industria y la profesión, es muy complejo que logren generar el sentido de comunidad necesario para atraerlos. El siguiente es un resumen del estudio.
Estudio Center por Digital Future
Are Americans becoming more concerned about the role the Internet plays in children’s lives?
The 2008 Digital Future Project has identified several sobering trends in views about going online -- in particular in adults’ opinions about Internet use by children.

"In general, opinions about the Internet remain overwhelmingly positive," said Jeffrey I. Cole, director of the Center for the Digital Future at the USC Annenberg School for Communication. "But after seven years of tracking the impact of the Internet, we are also seeing evolving trends which show that adults view some aspects of going online by children to be as troubling as their use of other media -- or even potentially dangerous."
The 2008 Digital Future Project found that:

* The percentage of adults who said that the children in their households spend too much time using the Internet reached 25 percent of respondents -- an increase for the third year in a row and the highest percentage yet reported in the seven years of Digital Future Project studies.

* A small percentage of adults (13 percent) said that the children in their households spend less time with friends, but that percentage increased for the third year in a row -- another new high for the Digital Future Project

* The number of adults who said that the grades of the children in their household has declined since the household started to use the Internet has grown for the second year in a row.

* In a new question for the 2008 study, more than half of adults (53 percent) said that online predators are a threat to the children in their households. Only 24 percent of adults with children in their household disagreed with that statement.

* In another new question, almost two-thirds of adults (63 percent) are uncomfortable with the children in their households participating in online communities. Only 15 percent of adults are comfortable with children participating in online communities.

Etiquetas: , ,