martes, septiembre 09, 2008

La pobreza y los medios

La responsabilidad de los medios en la estigmatización de los pobres y otras minorías y su hipotético rol social, son fantasmas que no abandonarán a los medios fácilmente. De hecho, este fue el tema central en el lanzamiento del libro "Voces de Mujeres, historias de vida en primera persona", fruto de una alianza entre la Fundación para la Superación de la Pobreza, el Hogar de Cristo y la Escuela de Periodismo de la UDP. Junto con el texto que relata la vida de 11 mujeres que viven en situación de pobreza, se mostró una encuesta que pone nota a los medios por la cobertura de estos temas. El promedio fue un 3,9. Internet obtuvo la mejor nota y las revistas la peor. Es evidente que existe frustración en mucha gente que ve cómo los medios alimentan agendas comunes que muchas veces son el mismo plato de crónica roja y farándula. Pero también debe quedar claro que no son ni las revistas ni los diarios los llamados a superar la discriminación, la desigualdad y generar una sociedad más justa. Deben aportar al debate, sin duda. Deben explotar otras dimensiones de las noticias, probablemente. Deben entender que los ciudadanos están cambiando, muy obvio. El mejor ejemplo de esta sintonía ha sido la cobertura Educación2020, la apuesta de Mario Waissbluth.

Por Victoria Uranga Harboe
Directora Cátedra Unesco-UDP
Los medios de comunicación suelen estar en el banquillo de los acusados. Ante tanta crítica, el cuero se hace resistente y la explicación desde el “negocio” oculta otras muchas búsquedas e intereses que también son parte de nuestros medios de comunicación y de los profesionales que trabajan en ellos.
Para las miradas míopes, ya no sirven los anteojos por eso necesitamos orejas verdes para escuchar distinto los resultados de la encuesta ciudadana “Exclusión y medios de comunicación”. Esta fue presentada hoy en el IV Seminario de Comunicación y pobreza y nos da señales categóricas. Los medios chilenos obtienen un promedio 3.9 en la forma como cubren los temas de pobreza.
Una nota para reprobar el curso. Entre otras cosas por la forma cómo los medios muestran a las personas en situación de pobreza: principalmente como delincuentes. Pero también una nota posible de mejorar ya que tiene dimensiones positivas y hace distinciones entre medios. Internet queda como mejor evaluado con una nota de 5.1, seguido de la radio con un 4.7 y la TV y los diarios con un 4.2 y las revistas con un 3.2 De lo destacable, las personas enfatizaron el que los medios promocionen campañas o eventos de ayuda.
Los encuestados por IPSOS, más de 400 personas de los estratos socioeconómicos ABC1, C2, C3 y D, también nos dan señales para un camino más compartido: “que investiguen más sobre la pobreza” (16.8%) y “que se comprometan con la superación de la pobreza” (9.1%). También se mencionó que se informe con “objetividad” (da para otra columna y para más de un estudio cualitativo ese engañador concepto), que consulten fuentes de distinto ámbito, que aborden las causas y posibles soluciones”, entre otras.

El más pobre es el que no cambia de mirada, como se desprende del slogan de la Alianza de comunicación y pobreza, que conforman desde el 2004 la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales, el Hogar de Cristo y la Fundación para la Superación de la Pobreza (www.comunicacionypobreza.cl).

En el 2006, fueron los periodista los que hablaron de pobreza en la primera encuesta nacional focalizada en el tema. El 94% de los profesionales encuestados, que habitualmente cubrian temas de pobreza y desarrollo, dijeron que el tema de la pobreza era importante para sus medios. Pero el cómo es lo que marca las diferencias y en eso tenemos tema para rato.
Los medios de comunicación más que dioses manipuladores son parte de una construcción social en la que como sabemos no todos participan de igual forma y en la que muchas veces sólo reproducen un sentido común instalado. Sin embargo, la responsabilidad social de esa construcción periodística es ineludible y no bastan las buenas intenciones. En un país profundamente desigual y con crecientes expectativas por justicia social, también los medios tienen rol social clave.

Sólo otros dos hilos para seguir la conversación. Primero, el que según los encuestados los problemas que explican la pobreza son principalmente la mala distribución de la riqueza y la calidad de la educación. Segundo, entre los más responsables en superar la pobreza figuran el Estado y el empresariado.

Etiquetas:

4 Comentarios:

Blogger Alvaro dijo...

interesante el tema. Interesante también que, inconscientemente, dejemos de llamar por su nombre las cosas: ya no hablamos de "pobres", sino de "situación de pobreza"... ¿acaso para referirnos a los millonarios nos referimos a "personas en situación de millones"? lo mismo con la gente que vive en la calle: en vez de hablar de vagos, pordioseros, etc... suena más lindo, menos incómodo, decir "gente en situación de calle" ¿hay acaso gente en situación de vereda, gente en situación de techo?

está bueno que dejemos de ver la pobreza como algo lejano, sería muy útil que quienes llegan a escribir o referirse al tema al menos tengan la oportunidad de estar un día yendo a un campamento, haciendo las tareas con niños pobres. Desde periodistas, políticos hasta economistas, para quienes es tan fácil hablar de sueldo mínimo y flexibilidad laboral pero nunca se han puesto en el pellejo de vivir un mes entero con sus familias y menos de 200 lucas. (bueno, rafa cavada hizo el ejercicio hace algunos años y puede dar fe de los difícil que es, pero nadie lo hace, todos hablamos desde un pedestal).

Sobre la responsabilidad de los medios, son ellos los que deciden dar portadas, extras noticiosos y todo cuanto hay cuando mueren las niñas del colegio cumbres y, a la vez, no informar de la muerte carbonizada de una familia mapuche. Esa no es una decisión social, es editorial.

4:52 p. m.  
Blogger andrés Azócar dijo...

Alvaro

Creo que la discusión sobre si se le llama pobre o personas en situación de pobreza no es por usar un eufemismo. En general creo que es mejor ser rigurosos y en la Fundación para la Superación de la pobreza creen que el término correcto es el segundo. Seguro que saben más que yo de este tema...pero más importate que la semántica en este caso es el rol de los medios.

Acá discrepo de tí, porque mirar a los medios como los paladines de la justicia, el equilibrio, la sensatez y la justicia, es no entender los medios de hoy. Más allá de las críticas que acá he hecho porque los medios hacen oídos sordos a temas que son evidentemente noticiosos, como la actitud de Celco y otros empresarios en el deterioro ambiental o en el uso de información privilegiada, ellos tienen un público y su pauta noticiosa se enmarca sobre eso.

Es obvio que ese público obliga -aunque suene doloroso- a dar mayor cobertura a la muerte de las niñas del colegio cumbres en desmedro de la familia pehuenche que murió carbonizada. Los medios son una industria y vender productos de contenido. Lo importante es que hay otros medios que sí se concentran en otro tipo de público y ellos deben dar esa cobertura.

Es evidente que la información viaja hoy a un mundo de nichos y segmentaciones, en donde cada audiencia tendrá su voz y, quizás, su momento de ser justo. Pero pedirle a un medio que olvide su público y tome el rol del Estado no parece ser el camino. Aunque también puede ser una larga discusión.

9:40 p. m.  
Blogger Alvaro dijo...

Andrés,

muchas gracias por darte el tiempo de leer y responder. Me gustaría eso si aclarar algunos puntos:

1.- Nunca dije que miro "a los medios como los paladines de la justicia, el equilibrio, la sensatez y la justicia". Aunque no lo dije, me gustaría que fueran paladines de la verdad: al menos que no mientan. (y en el caso de los medios católicos o que dicen seguir un lineamiento de tal tipo, que recuerden que la omisión también es pecado). Y también me gustaría que fueran justos, equilibrados y sensatos, porque son estos valores universales que nos permiten ser mejores como personas y como sociedad. Una lata que ni siquiera podamos desear esto.

Son los medios los que se arrogan la justicia, equilibrio y sensatez cuando hacen programas denuncia (¿en la mira? ¿contacto? ¿informe especial?) bajo la premisa que tienen un rol SOCIAL que cumplir, el mismo rol social que dicen tener para la teletón, inundaciones, terremotos, etc. De acuerdo a lo que señalas, entiendo entonces que no hay nada de rol social, sino que simplemente se cubre lo que vende y se cubre de la manera que más venda porque "ellos tienen un público y su pauta noticiosa se enmarca sobre eso."

2.- De lo anterior, eso de que "ellos tienen un público y su pauta noticiosa se enmarca sobre eso.", entiendo también que cada vez que un periodista (desde farándula hasta prensa), cuando alguien se nega a hablar o entregar información, se queja de que "tiene derecho a informar pero no lo dejan hacer su trabajo, que la gente en su casa quiere saber" lo que le preocupa no es la calidad de lo que informa ni su rol de intermediario entre la noticia y la sociedad, mucho menos si le está faltando el respeto a quien es objeto de su noticia, sino que cumplir con la demanda de un público. En consecuencia, el medio de comunicación social pierde lo social y pasa a ser una empresa que entrega contenidos de acuerdo a sus criterios empresariales. Se que suena bastante obvio, pero si es así entonces no es tolerable que quienes tienen como objetivo la maximización de utilidades mediante la venta de contenidos digan que son "comunicadores sociales".

3.- Con todo, y volviendo al tema original, entiendo entonces que a los medios no les puede importar menos que reprueben en como tratan la pobreza, porque no es su rol ser paladines de la justicia, equilibrio y sensatez. Su rol es ganar plata, ojalá mucha, dando los contenidos que la gente quiere recibir: si hay que romper puertas a patadas en poblaciones, bienvenido sea eso porque a la gente le encanta. Si la gente le gusta ver pobres (o personas en situación de pobreza) caricaturizados en teleseries y perseguidos hasta el interior de sus casas en programas de denuncia, bienvenido sea, porque esa es la pauta noticiosa que se enmarca en el objetivo de los medios. No pidamos justicia porque para eso no están los medios.

4.- Entiendo entonces también que el dolor de la comunidad del colegio cumbres vende y harto, a diferencia del dolor del pueblo pehuenche y su familia calcinada y que la cobertura no se hace desde una genuina solidaridad con el dolor sino desde el rating.

5.- Por último, creo que a la gente le encantaría ver a la policia entrando a patadas en casas de millonarios que golpean a sus señoras y mandan a comprar la edición completa del único diario que lo informa. En ese caso particular, bien poco importa que haya "otros medios que sí se concentran en otro tipo de público y ellos deben dar esa cobertura" porque será muy difícil acceder a dicha información. Lo anterior lo digo porque si bien es cierto que los medios terminarán informando lo que vende, hay cosas que venden que por alguna razón no se publican, pero da lo mismo si esto nos parece o no justo, porque de acuerdo a lo que entiendo de tus palabras, la justicia no corresponde a los medios.

3:00 p. m.  
Blogger andrés Azócar dijo...

Alvaro

Ojo. Yo no estoy calificando si es bueno o malo cómo los medios arman sus agendas. Me molesta que haya temas que queden fuera de ellas permanentemente y en forma tan evidente. A nadie le gusta que programas como "En la mira" apelen al sensacionalismo y que logren 35 puntos fácilmente.

Es obvio que hay temas que pueden ser muy atractivos y que no salen en los medios. Creo que ahí influyen otros factores, no sólo la autocensura. En Chile cerca del 85% de los periodistas de diario trabaja de un día para otro. En los diarios estadounidense apenas llega al 18%. Eso inevitablemente afecta la calidad periodística y la diversidad de las agendas,

Ahora, creo que internet es un camino y espero que se generen medios que puedan dar mayor claridad de los hechos. Llegar a hablar de objetividad, es mucho pedir. Es un término que le gusta mucho a los periodistas gremiales y a la gente que ve los medios desde afuera. Pero más allá de esto, sin duda que tenemos una opción a los medios tradicionales.
Abrazo
A

9:21 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal